…Ganzalf alzó la vara y dando un grito golpeó el puente ante él. La vara se quebró en dos y le cayó de la mano. Una cortina enceguecedora de fuego blanco subió en el aire. El puente crujió, rompiéndose justo debajo de los pies del Balrog y la piedra que lo sostenía se precipitó al abismo mientras el resto quedaba allí, en equilibrio, estremeciéndose como una lengua de roca que se asoma al vacío.

Con un grito terrible el Balrog se precipitó hacia delante; la sombra se hundió y desapareció. Pero aún mientras caía sacudió el látigo y las colas azotaron y envolvieron las rodillas del mago, arrastrándolo al borde del precipicio. Gandalf se tambaleó y cayó al suelo, tratando vanamente de asirse a la piedra, deslizándose al abismo.

–¡Huid, insensatos! –gritó, y desapareció.

Sin duda, se trata de uno de los momentos de mayor intensidad dramática de El Señor de los Anillos. Una de aquellas escenas en las que el lector se siente casi obligado a volver atrás para comprobar que, efectivamente, ha leído bien, aunque está clarísimo: Gandalf ha caído al abismo. La Compañía se ha visto privada de su guía.

Pasan muchas páginas antes de que el mago vuelva a aparecer. Otro momento inolvidable. Sin él, todo habían sido penas para la Compañía y para el lector –a excepción del descanso en Lothlórien–. Con el regreso de Gandalf, vuelve la esperanza. Pero entonces, en muchos aspectos, el mago ha cambiado; ya no es el mismo.

¿Qué ocurrió en Khazad-dûm? ¿Murió Gandalf, o solamente estuvo a punto? Es una pregunta recurrente entre muchos lectores. Pues del relato que el propio Gandalf concede a sus amigos puede deducirse claramente que venció al Balrog: derribé a mi enemigo y él cayó desde lo alto, golpeando y destruyendo el flanco de la montaña. Y a continuación añade una frase que se refiere a las consecuencias que tuvo para él la terrible lucha con el Balrog: luego me envolvieron las tinieblas y me extravié fuera del pensamiento y del tiempo, lejos por sendas de las que nada diré.

¿Significa eso que murió? En ese caso, para volver a la Tierra Media, tendría que haber resucitado. Para una mente que no es capaz de entender más que lo materialmente mesurable –es decir, lo corporal–, sería mejor dejarlo ahí. Efectivamente, Gandalf muere y después resucita, aunque con nuevas fuerzas y nuevos poderes.

Pero Tolkien no concibió a sus personajes como seres meramente materiales, sino con cuerpo y alma. Pero no todos eran cuerpo y alma en el mismo sentido. Este es uno de los aspectos en los que el autor tenía razón, al pensar que El Señor de los Anillos no podía entenderse del todo sin el cuerpo de leyendas que finalmente fue publicado con el título de El Silmarillion. Porque Gandalf no es un hombre con ciertos poderes superiores a los demás. Para los hombres, es un mago. Pero él no es un hombre, sino un maia, Olórin, uno de los servidores de Manwë. Eso significa que el cuerpo no forma parte de su esencia, sino que es un elemento accidental que le sirve para manifestarse y ser reconocido por los seres corporales. Los maiar son criaturas –creadas por Eru– parecidas a los ángeles según los describe la teología católica –Tolkien era un católico practicante y devoto–.

Eso significa que son seres inmortales; pero no en el mismo sentido en que esa cualidad puede aplicarse a los Elfos, que podrían morir de muerte violenta, sino que los maiar son inmortales en sentido estricto. Porque si, para los Hombres y los Elfos, el cuerpo es parte de ellos mismos, no es así para los Maiar y los Valar. Para ellos, el cuerpo guarda con el espíritu –que es lo que son– la misma relación que en nosotros guarda la ropa con el cuerpo. Se trata de un elemento accidental.

Por eso, cuando en Moria muere el cuerpo de Gandalf, en realidad no muere Gandalf, sino que su cuerpo queda destruido. Y su espíritu, él propiamente dicho, se extravía fuera del pensamiento y del tiempo, es decir, fuera de lo material, para ser devuelto después por un tiempo, hasta que cumpla la misión que se le había encomendado.

Anuncios

8 comentarios sobre “¿MURIÓ REALMENTE GANDALF EN MORIA? (i)

  1. ”En el principio estaba Eru, el Único, que en Arda es llamado Iluvatar; y primero hizo a los Ainur, los Sagrados, que eran vástagos de su propio, y estuvieron con él antes que se hiciera alguna otra cosa”(El Simarillon, Ainulindale, La música de los Ainur) Gandalf era un Maiar, luego era un Ainur. Luego era parte del propio Eru, el Único.

    1. Efectivamente, Gandalf era uno de los Ainur, y su nombre era Olorin. Pero no entiendo por qué dices que eso significa que era “parte de Eru”. De hecho, creo que en la mentalidad cristiana de Tolkien, Eru Ilúvatar, el Único, no tenía partes. Los Ainur, como todo lo demás, son criaturas de Eru, pero no partes de Eru.

  2. Si, son parte de eru, porque cada Ainur era una parte de el, es decir ramas de su propio pensamiento, su creación… de alguna manera todos fueron partes del único.

    1. No puedo estar de acuerdo con esa afirmación: si cada Ainur fuera “parte” de Eru, eso habría que decirlo también de Melkor, que no habría podido siquiera pensar en crear su propia música. La obra de un artista no es el propio artista; depende de él, pero no es él. En el mismo Silmarillion se encuentra el relato de como Aulë hizo a los enanos: hasta que Eru no les dio autonomía, ellos no podían vivir si su hacedor no pensaba en ellos: he ahí la diferencia entre el acto creador de Eru y lo que hacen las criaturas cuando le imitan. Eru podía crear seres libres, y los primeros fueron los Ainur. Pero si eran libres, no eran parte de Él. Gracias por este interesantísimo debate…

  3. AMBOS TIENEN RAZÓN, YA QUE CUANDO UN ARTISTA COMPONE UNA MUSICA ES SU MUSICA AUNQUE NO SEA EL MISMO LA MUSICA SALE DE EL Y ES EL, AUNQUE NO ES LA MUSICA LITERALMENTE PARTE DE SUS BRAZOS, MANOS ETC,…PERO CON SUS MANOS ESCRIBIÓ AQUELLA MÚSICA QUE CON SU MENTE CREO, IDEO, IMAGINO…EN FIN…AMBOS TIENEN RAZÓN.
    Vikingo Celta DESDE URUGUAY JUNIO 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s