En muchas de sus novelas, Dickens introducía un prólogo, donde solía destacar algún dato que manifestara el gran aprecio que tenía a esa obra. En este caso, dijo que se trataba, probablemente, del más leído de todos sus libros. Es probable que, con el tiempo, esa posición le haya sido arrebatada por otros. Al menos, creo que Oliver Twist, Canción de Navidad, Historia de dos ciudades, Grandes esperanzas…son títulos que suenan mucho más después de cien años.

En cualquier caso, Casa desolada es un gran ejemplo de las múltiples virtudes de su autor. Personajes únicos, intriga hasta el final, un retrato muy detallado de la sociedad de su época, con su distinción de clases, etcétera. Lo que me gusta de Dickens, y en esta obra se ve muy claramente, es que no simplifica. Los defectos de cada personaje pueden atribuirse solamente al personaje, y no a su condición. Es decir, un rico puede ser muy generoso o muy avaro, muy orgulloso o muy humilde, muy feliz o muy desgraciado. Lo mismo un pobre, o alguien que pertenezca a lo que suele llamarse la clase media.

Y donde he dicho muy, podría haber dicho también un poco, porque Dickens siempre matiza. Tanto si quiere exagerar o llevar las cosas hasta el extremo, como si quiere expresar que una característica no es muy marcada, lo describe todo con comparaciones geniales y detalles muy concretos. No le basta con decir que un personaje era malo, sino que describe el modo en que actúa con motivos ocultos y malintencionados. No le basta calificar a alguien de generoso, o bondadoso, sino que describe el trato amable y su preocupación por los demás. Así consigue una exactitud y un realismo que hace que el relato sea siempre muy vivo, sus personajes inimitables como lo somos cada una de las personas reales, los acontecimientos, ordinarios o extraordinarios, esperados o inesperados, siempre nuevos e irrepetibles.

Como la mayoría de las obras de este autor –y de tantos otros de su siglo– Casa desolada se publicó por capítulos. Este método aconsejaba al autor que terminara cada episodio de forma que se mantuviera la intriga y la emoción. Así, cuando disponemos del volumen completo, la historia nos cautiva. A cada paso ocurre algo que aumenta la emoción, y rara vez se termina un capítulo sin unas ganas enormes de pasar al siguiente.

Solo le pongo un pero, del que el autor no es culpable. Como abogado que fui durante un tiempo, me duele leer una crítica tan dura como la que Dickens lanza en este libro contra el sistema judicial. Sé que no se trata de los tribunales de mi época, ni del país en que desempeñé esta profesión. Es posible que en los años en que el autor escribía, la justicia funcionara realmente del modo en que queda descrito en la novela. Pero uno podría llevarse la impresión de que los jueces y abogados son todos tan egoístas e hipócritas como los que ahí aparecen retratados; o que todos están siempre atentos para no desperdiciar la menor ocasión de aprovecharse de un cliente para sacarle el dinero; o que a ninguno le preocupe que los ciudadanos que buscan justicia pierdan toda su fortuna en pleitos, recursos y trámites sin sentido. No niego que en el siglo XIX pudiese ocurrir algo como lo que se cuenta en esta historia. Es posible, incluso, que hoy mismo aún pueda pasar algo así. Pero sería algo muy excepcional; tendrían que concurrir muchas negligencias. Porque el sistema –al menos el que yo conozco– está pensado de forma que pueda evitarse con facilidad. Además, conozco muchos abogados honrados, que defienden realmente los intereses y los derechos de sus representados.

Anuncios

2 comentarios sobre “CASA DESOLADA (Charles Dickens)

  1. Publicada por primera vez durante 1852-1853 en entregas en periódicos como Master Humphrey ‘s Clock o Household Words, ésta es la novena novela de Dickens. Se trata de una obra poco conocida por el gran público, escrita por un Dickens maduro intelectualmente con un compromiso social muy grande.

    Como este año se celebra el bicentenario del nacimiento del autor, aproveché la ocasión para leer por primera vez una obra de él. Como ya sabéis, mi reto anual personal es una obra en inglés y un clásico de la literatura universal (este año ya lo había conseguido leyendo Fantastic Mr.. Fox y La novela de Genji) pero de todos modos me atreví con esta novela. ¿Qué me ha parecido? Que con una cuarta parte de las páginas (son más de 1000!) ya había más que suficiente. La acción es muy, muy, muy lenta (de hecho, no pasa absolutamente nada hasta el final) y hay tal cantidad de personajes secundarios que es imposible no perderte. Lo siento mucho por incondicionales de Dickens, pero yo la he encontrado agotadora. Estoy, sin embargo, muy orgullosa de mí misma por no haber abandonado su lectura porque os juro que ya me lo planteé desde las primeras cien páginas.

    Sólo recomendable para los incondicionales del autor y de este tipo de novelas. Yo, la verdad, prefiero una lectura que me divierta, me relaje y me haga olvidar durante un rato los problemas del día a día. ¡Me muero por empezar hoy mismo una novela más ligera! Ji, ji, ji.

    ¡Buenas vacaciones a todos!

    1. Lógicamente, si es el primer libro de Dickens que has leído, es probable que no te guste. Pero valorar a Dickens por esta primera impresión sería un error; como cuando pruebas una Guiness y es la primera cerveza que te tomas: es casi imposible que te guste. Pero no por esto puedes decir que la cerveza es mala. Dickens ha conquistado su puesto en la historia de la literatura, como uno de los más grandes escritores del siglo XIX, a pesar de la incomprensión de cualquier lector individual, porque siempre hay otros miles y miles de lectores individuales que lo disfrutan, por mucho que pasen los años. Te recomendaría empezar por otros relatos más breves: Oliver Twist, Historia de dos ciudades, o incluso Canción de Navidad.
      Gracias por el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s