Cuando hablamos sobre El Señor de los Anillos, no creo que tenga demasiado sentido hacerse la típica pregunta: ¿qué es mejor, el libro o la película? Los dos, cada uno en su ámbito del arte, son obras maestras, y así lo atestigua el hecho de que hayan conquistado tantos millones de lectores y espectadores.

Pero con ese libro Tolkien contó una historia. Y después Peter Jackson quiso contar esa misma historia con sus tres películas. Y en ese sentido sí que se pueden comparar las dos obras, preguntándonos si las películas cuentan bien la historia. Porque El Señor de los Anillos es una obra muy compleja, con muchos personajes y tramas que se entrecruzan, se dividen, y vuelven a unirse; y es inevitable que al llevar la historia al cine se tengan que hacer cambios. No tanto por la extensión como porque no es lo mismo narrar por escrito que con imágenes y hay detalles y capítulos enteros del libro que no quedarían bien en la película.

Además, toda película basada en un libro es una adaptación, lo que significa que requiere una labor de interpretación en la que tienen que intervenir, además del director, el guionista, cada uno de los actores, los diseñadores del vestuario, los diseñadores de los escenarios, el compositor de la banda sonora, los encargados del montaje… Y en todos estos aspectos nos encontramos siempre con elementos que tienen más o menos importancia en el libro escrito por Tolkien.

Porque El Señor de los Anillos es una historia donde no sobra nada. Hay partes y detalles que no son imprescindibles, pero eso no significa que sobren. Y al mismo tiempo es evidente que no cabe todo, y que no todos esos elementos son susceptibles de ser transformados en cine. El problema está en distinguir qué es lo que se ha de eliminar, y qué es lo que se ha de cambiar para que quede bien contado en una película.

Evidentemente, ante la pregunta acerca de si la adaptación está bien hecha, un apasionado de la obra de Tolkien como yo no puede responder en pocas palabras. Porque el libro tiene muchos detalles que aprecio mucho, y la película es también muy larga y muy compleja. No puedo conformarme con decir que en general me gusta, porque hay detalles que no me gustan, aunque en general haya disfrutado de lo lindo viendo las películas.

Por eso me propongo ir comentando la cuestión poco a poco, prestando atención a aspectos distintos en cada entrada de esta serie. Me fijaré en cada uno de los personajes principales, en algunas escenas y en otros aspectos que no sabría como calificar. Y así intentaré referirme tanto a lo que me gusta como a lo que no, y espero que de esta forma quede reflejada mi opinión global sobre las películas de Peter Jackson, que ya adelanto que, aunque le ponga algunos peros, es una opinión muy positiva y, en general, entusiasta.

Anuncios

2 comentarios sobre ““EL SEÑOR DE LOS ANILLOS”: LIBRO Y PELÍCULA. Introducción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s