Han pasado cinco años y medio desde que el libro llegó a las librerías españolas, que hay visto pasar seis ediciones de esta novela. A parte de las virtudes que la obra pueda tener en sí misma –no estaría bien que yo, que soy el autor, me pusiera a valorarlas– es de justicia que agradezca a la Editorial Bambú los esfuerzos que se han hecho en la promoción.

En especial, me parece que han hecho un trabajo maravilloso con el Plan Lector de Editorial Casals. Para mí es un gran motivo de alegría comprobar que lo que escribí para entretenerme y para entretener a quien pudiera llegar a leerlo, sirve también como apoyo para la tarea educativa de los colegios. Tengo alguna experiencia como profesor de un colegio, y me doy cuenta de la utilidad de ese Plan Lector, que me parece un instrumento magnífico para enseñar a los más jóvenes a pensar y a aprender a partir de los libros que leen.

Ahora el libro ha desembarcado en América como parte de la versión de ese Plan Lector que se está difundiendo por allí. Ojalá tenga en esas tierras tan buena acogida o mejor que la que ha tenido en su casa. Ojalá que sean muchos los que disfruten de la historia que se cuenta en esas breves páginas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s