Llegó a mis manos, no hace mucho, un manuscrito que no sé cómo ha logrado sobrevivir al paso de los años; pero me alegro de que se haya conservado. Al primer vistazo me di cuenta de que la letra era de mi padre, pero cuando comencé a leerlo comprendí enseguida que el autor no era él sino yo. Se trata de una carta a los Reyes Magos, que yo le dicté, como solíamos hacer todos los hermanos antes de llegar a una cierta edad. Reproduzco aquí una parte de la carta, y en algún punto añado un breve comentario relatando algún recuerdo del momento en que mi padre escribió lo que yo dictaba. No sé si a alguien le interesará, pero a mí me conmueve:

A sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente. Muy queridos amigos:

Una vez más os escribo con la ayuda de mi Papá, porque si lo hiciera solo tardaría demasiado, y cometería muchas faltas de ortografía, porque sólo tengo cinco años y hace muy poco que aprendí a escribir. Así que yo le digo a mi Papá lo que quiero deciros y él lo escribe. Es mejor así, porque tiene muy buena letra.

Mi padre se sonreía, y al principio no quería poner esta última frase; pero cedió cuando protesté, y le dije que él no tenía que decidir lo que yo quería decir a los Reyes.

Este año tenemos la casa muy bien decorada, porque mi hermana ha aprendido unos trucos muy buenos en el colegio para hacer adornos de Navidad. Lo mejor son las figuras de papel. Al principio había hecho muchísimas y las había colgado por todas partes: en el árbol de Navidad, en las lámparas, en los pomos de las puertas… pero eran demasiadas, y entonces mi Mamá las quitó casi todas y dejó sólo las del árbol, porque allí es donde quedaban bien.

Es que el único sitio donde no había puesto ninguna de esas figuras era el Belén. Eso todos saben que es el encargo de mis Papás y de mis dos hermanos mayores, que ya tienen más de doce años. Los más pequeños no lo podemos tocar porque las figuras son muy antiguas, de mucho antes de que yo naciera, y mi Mamá dice que valen mucho dinero y no quiere que se rompan.

La verdad es que este año el Belén ha quedado perfecto. Ya veréis… Además, os encontraréis una cosa nueva. ¿Os acordáis de que los otros años había una cuna con una figuradel Niño Jesús que parece un bebé de verdad, al lado del árbol? Pues este año mi Mamá tuvo la idea de que preparáramos un regalo para el Niño durante las semanas de Adviento, cuando se encienden las velas de la corona. Pero el regalo lo teníamos que hacer con nuestros sacrificios, y el primero, que lo hacíamos todos, era dejarle un sitio en la chimenea, y no usarla nosotros. Así que después de limpiar el hogar donde se queman los troncos, mi Mamá puso unos cojines y unas telas muy buenas, y ahí puso la cuna, rodeada de velas (al Niño lo pondremos en Nochebuena). Y delante de la cuna hay una cesta pequeña, que al principio estaba vacía. Pero hay otra cesta en el otro lado del salón, que está llena de piñones que todos recogimos del jardín y que después mi Mamá pintó de color oro. Entonces, cuando hacemos un sacrificio, podemos poner uno de los piñones en la cesta de la cuna, para que el Niño se la encuentre llena. Ahora la cesta del Niño está a más de la mitad, pero aún quedan días para terminar de llenarla.

Creo que al final lo conseguiremos, aunque es difícil, porque sólo puede ponerse un piñón cuando nadie te ve. Y no vale hacer como mi hermana, que dijo: “No miréis, que pongo un piñón”. Y además lo dijo cuando estábamos allí todos: mis Papás y los once hermanos; porque era después de cenar, justo cuando mi Papá llegaba del trabajo. Como suele llegar muy tarde y muy cansado, todos le esperamos para saludarle. No sé cómo consigue estar tan contento también cuando está cansado, porque yo, si estoy cansado, enseguida me enfado.

Recuerdo que al escribir esto último mi padre puso una cara que me pareció muy extraña. Hasta mucho tiempo después no descubrí que era la cara que ponía cuando estaba a punto de llorar. Sólo dos o tres veces más he vuelto a verle con esa cara, y sólo una de ellas era de dolor.

La carta concluía con una lista de los juguetes que pedía. Pero eso es lo menos interesante. 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s