Después de El hobbit me lancé de inmediato a por El Señor de los Anillos. Una vez más, era un reto que me asustaba un poco; no había más que considerar que eran tres volúmenes, y cada uno con casi el doble de páginas de las que tenía El hobbit. Pero el Sr. Lechuga me animaba; no solo a mí, sino a toda la clase. Había varios que lo estaban leyendo, algunos ya lo habían leído y decían que era buenísimo.

Así pues, cuando empecé con La Comunidad del Anillo, ya me esperaba que fuera más difícil de entender que El hobbit; y también me esperaba que fuera mejor. Pero era imposible que hubiera llegado a sospechar dónde me estaba metiendo. De pronto el anillo, que tan útil había sido para Bilbo, se revelaba como un objeto terriblemente dañino: el arma más terrible de toda la Tierra Media. Eso me fascinó: ya no era una historia que contaba una aventura de unos enanos y un hobbit, y ya está. Ahora se trataba de evitar que el Señor Oscuro se adueñara de todo el mundo. Ya había salido mencionado en El hobbit, y por eso se sabía que era mucho más peligroso que Smaug. Pero ahora Gandalf le decía a Frodo que Sauron se había enterado de que el Anillo había sido encontrado, y lo estaba buscando. Y era Frodo quien tenía el Anillo, porque lo había recibido como regalo (¡vaya un regalo!) y tenía que hacer lo que fuese para evitar que el Enemigo lo recuperara.

Podría decirse que una parte de mí se quedó atrapada para siempre en la Tierra Media. Se encuentra muy bien allí, y no desea volver. Que los racionalistas lo llamen escapismo, evasión o como les dé la gana. Al resto de mí le gusta que esa parte se quede allí, porque así me cuenta muchas historias apasionantes, y me enseña un montón de cosas que me sirven mucho aquí, en el mundo físico, y desde allí se ve la realidad, aunque no se lo crean los que no quieren ir. Después he leído muchas otras veces este libro, y lo volveré a leer otras tantas o más, porque en cada ocasión he encontrado nuevos motivos para que me guste más que ningún otro. Supongo que eso tiene algo de subjetivo, pero estoy convencido de que hay también un sólido fundamento objetivo: es uno de los mejores libros que jamás se han escrito.

Anuncios

Un comentario sobre “UNA HISTORIA IMPRESIONANTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s