ESCLAVOS DE LA LENGUA

Si leemos el artículo escrito por Jaume Massanés en Cugat.cat y luego pensamos un poco en las consecuencias, entonces tendremos una cierta idea de lo absurdos que son los objetivos del nacionalismo más radical. Hablamos de un artículo sobre la defensa del catalán, y el autor nos anima a hacer frente a los ataques constantes de la caverna española; a saber qué es lo que entiende con esa expresión… Pero no era mi intención analizar el rigor intelectual del artículo que critico –entre otras cosas, porque lo que no existe no se puede analizar–, sino reflexionar sobre las consecuencias de hacer caso de lo que nos dice.

Nos sugiere unos cuantos modos de llevar a cabo esa defensa en muchos momentos de nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, nos anima a leer siempre en catalán. ¿En serio cree que es mejor leer el Quijote –por poner un ejemplo– en catalán? ¿O preferiría que no lo leyéramos en absoluto? Por mucho que lo intento, no consigo imaginar una sociedad catalana en la que no existieran todas las riquezas que nos ha proporcionado la lengua castellana.

Nos dice también que escribamos en catalán. Y resulta que yo, que además de escritor soy catalán desde todos los puntos de vista, no estoy dispuesto a pasar por esto. Porque como buen catalán, tengo en cuenta el aspecto económico. Y resulta que en estos momentos tengo un libro que se está vendiendo en Latinoamérica, y eso no sería posible si el libro estuviera en catalán. Basta con mirar el mapa a la derecha de este blog: si escribiera en catalán no habría tantos puntos rojos a la izquierda del mapa. Porque si uno escribe con la ilusión de que su mensaje se difunda –aunque luego no lo consiga más que una medida muy reducida–, usará el instrumento que le permita llegar a más gente.

Precisamente, la lengua no es más que eso, un instrumento. Por eso no tiene por qué preocuparnos prestar un mal servicio a la lengua catalana. De hecho, no tiene mucho sentido servir a un instrumento. Mejor dicho, no tiene ningún sentido; porque el instrumento, por su mismo concepto, debe servir al que lo usa. Concretamente la lengua, nos sirve para comunicarnos y para enriquecer nuestra cultura. En este segundo aspecto, el catalán nos puede ofrecer cosas que el castellano no nos dará nunca. Pero esto mismo es igualmente verdadero si formulamos la frase al revés, y basta con el ejemplo mencionado antes para comprobarlo.

Me cuesta comprender que haya quien piense que es mejor poseer una sola lengua que dos. Sin embargo, al leer el artículo que estoy criticando me he dado cuenta de que ocurre algo todavía peor: resulta que hay algunos que no es que solo dominen una lengua, sino que es esa lengua la que les domina a ellos.

Además, el hecho de que dominemos dos lenguas sería una suerte aunque fuera un fenómeno moderno. Pero es que resulta que es un dato se remonta a hace más de cinco siglos; tiene más antigüedad que cualquier forma de nacionalismo. Ya hemos citado el Quijote. Algunos recordarán el momento en que llega a Barcelona. En ese punto de la historia, se describe una sociedad en la que se hablan dos lenguas: el castellano y el catalán. Y el Quijote y Sancho, que al ser manchegos hablan solo castellano, se manejan perfectamente en su propia lengua. ¿Eso es un ataque de Cervantes a la lengua catalana? No lo creo… En la época en que se escribió el Quijote no había ningún tipo de controversia sobre la identidad nacional y cultural de Catalunya, ni sobre los derechos lingüísticos… la gente hablaba, y algunos escribían, en lo que les parecía mejor.

Y ahora sucede lo mismo, salvo con los que sacan las cosas de quicio y llegan a decirnos, como en la conclusión del artículo citado, que solo es catalán el que piensa y actúa como ellos. Si tuvieran razón, me alegraría de no ser catalán. Afortunadamente no la tienen. De hecho, ellos mismos se despojan de una parte de su cultura catalana al renunciar a todo lo que tenga lejanamente algún rasgo español: porque lo español también nos pertenece a los catalanes. ¿Por qué nos piden que renunciemos a lo que es nuestro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s