REFLEXIONES SOBRE LA MUERTE

Estamos a punto de entrar en noviembre, el mes de los difuntos –o de Halloween, para según quiénes–, y resulta que en las últimas semanas han fallecido varias personas relativamente cercanas. Por eso, desde hace unos días me han entrado ganas de escribir algo sobre la muerte. Lo que pasa es que no es fácil, porque a muchos les da miedo pensar en ese momento que a todos nos llega. Como a un amigo, en la universidad. Estábamos preguntándonos sobre el “más allá”, y éste, con cara de verdadero fastidio, nos  recriminó: ¿no podríamos hablar de un tema más agradable?
Otra dificultad es el peligro de sermonear. Que cada uno afronte su vida, y el final de la misma, como mejor sepa. Lo que me propongo en este blog es reflexionar sobre todo tipo de temas,  a partir de lo que leo y de lo que me ocurre en el día a día. Y se da la circunstancia de que sobre la muerte se pueden encontrar muchas fuentes para alimentar la reflexión personal. Una bastante abundante últimamente es el cine: me vienen a la cabeza algunas películas que he visto en los últimos dos o tres años, que pueden dar ideas. Gran Torino, Más allá de la vida, La carretera, El árbol de la vida.
Hay otra, que no tiene el nivel cinematográfico de las anteriores –en lo que se refiere a actores, banda sonora, fotografía… –, pero que me ha golpeado por dentro: el título es Maktub; es española, o hispano argentina, y cuenta la historia de un hombre que, gracias a que conoce a un niño con cáncer, reconstruye su vida familiar. Dicho así suena sentimental o “pasteloso”, pero la película es un ejemplo de cómo se puede afrontar una situación durísima sin dramatismos ni victimismos, que a cualquiera le parecerían justificados, pero que no necesariamente ayudan. Además, es una película muy realista y consecuente; no pretende ocultar ni evitar los aspectos menos agradables de las situaciones difíciles. Y eso es algo muy difícil cuando se intenta ser positivo.
Porque algunos piensan que situar en el “más allá” las esperanzas de felicidad es una forma de claudicación, una excusa para no afrontar los problemas del presente. Puede que sea así para algunos, pero para mí no. La idea que yo tengo del “más allá”, me impulsa a prestar atención al “más acá”. Yo no sé si el guionista de Gladiator pensaba en esto, pero al principio de la película, Máximo dice una frase que me parece que viene a cuento: todo lo que hacemos en esta vida, tiene su eco en la eternidad.
Desde el punto de vista del artista, esto tiene un significado aún más profundo. El artista se dedica al trabajo creativo. Y una peculiaridad de las obras de arte es que tienen valor en sí mismas, más allá de su utilidad. El artista las aprecia, y le gustaría que se conservaran para siempre… Pero también le gustaría haberlas hecho mejor. Tolkien, que consideraba al artista un “subcreador”, escribió un relato muy corto titulado “Hoja, de Niggle”, sobre un pintor que está trabajando en un cuadro enorme, y quiere terminarlo antes de que sea el momento de emprender un viaje; no sabe cuánto le queda, pero el día ya está cerca… De hecho, cuando llega, por culpa de ciertas interrupciones inoportunas, el cuadro no está terminado. Niggle se va, y después de un periodo de duros trabajos, llega a un país que es precisamente el que se representaba en el cuadro que estaba pintando, solo que enriquecido y real. El resumen es muy sustancial, y no menciona muchos aspectos de la historia que merecen atención y reflexión. Es un cuento para leerlo muchas veces y darle vueltas, porque la vida del artista no es tan diferente de la de las demás personas, y creo que todos podemos sentirnos allí retratados.
Para terminar, me gustaría recordar que Tolkien consideraba que “El Señor de los Anillos”, si habla de algo además de acerca de sí mismo, es sobre la muerte y las distintas escapatorias que el hombre ha buscado: la memoria y la inmortalidad. ¿Hay que hacerse recordar para vencer a la muerte? ¿Qué tipo de inmortalidad nos interesa? Habría que seguir pensando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s