Te veo como un reto;
como amenaza y tentación a un tiempo.
Prometes aventuras,
te quejas del silencio
reclamas las palabras o el color
a todo aquel que tenga sentimiento.
Las palabras que doy tú las aceptas
sin ningún miramiento.
No sé si resignarme
a no llegar jamás a ser maestro;
mas puedo prometer
y por todas las musas yo prometo
que al ver un folio en blanco
en él escribiré algo verdadero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s